Burdeos Comida

Guía de almacenamiento de alimentos

Quién no lo ha vivido: la lechuga que compraste en el mercado anteayer yace marchita y triste en la nevera hoy, las zanahorias ya no están frescas y crujientes y las fresas ya tienen moho.


Cada año, en Alemania, casi 13 millones de toneladas de alimentos terminan en la basura, de las cuales casi 7 toneladas provienen de hogares privados. El 40% de esta basura podría evitarse si las personas compraran menos, almacenaran mejor sus alimentos y no tiraran las sobras sin antes pensarlo.


Pero, ¿qué se debería almacenar dónde? ¿Los tomates pertenecen a la nevera? ¿Puedo poner manzanas en el frutero junto a mis plátanos? En la siguiente lista, te explicamos dónde puedes almacenar mejor la fruta y verdura para que se mantengan fresca el mayor tiempo posible y retenga todas las vitaminas y nutrientes importantes.

 

Manzanas y peras

Las manzanas y las peras se mantienen muy bien en el refrigerador. Pertenecen a la especie climatérica, lo que significa que emiten etileno, un gas que acelera el proceso de maduración. Una vez recolectada, la fruta continúa madurando. Por lo tanto, las manzanas y las peras no deben estar en el frutero, ya que pueden estropear rápidamente otras frutas que estén allí.



Bayas (fresas, moras, arándanos, frambuesas etc.)

Las bayas deben consumirse en 1-2 días, ya que son muy sensibles y se enmohecen rápidamente. Para un almacenamiento óptimo, saca las bayas de su bandeja de plástico, retira las bayas que estén ya trituradas, coloca el resto en un plato y guárdalo en la nevera.


Limones y otros cítricos

Pueden conservarse en la nevera durante un tiempo relativamente largo. Sin embargo, antes de su consumo conviene sacarlos brevemente, ya que recuperan los sabores perdidos en el frigorífico a temperatura ambiente.



Drupas (cereza, ciruela, melocotón, nectarina, lichi, etc.)

Se pueden guardar en la nevera. Sin embargo, al igual que los cítricos, deben sacarse poco antes del consumo para recuperar su aroma y sabor.



Frutas tropicales (mango, papaya, kiwi, piña)

No deben guardarse en el frigorífico, pero pueden conservarse a temperatura ambiente durante 5-7 días, según el grado de madurez.



Plátanos

¿A quién no le han molestado los moretones oscuros en los plátanos? Para evitar esto, lo mejor es colgarlos y no ponerlos en el frutero. Los plátanos emiten una cantidad relativamente grande de etileno, por lo que no deben almacenarse con otras frutas. Otro truco es poner un trozo de film transparente alrededor de los tallos del plátano. Esto también evita la emisión de etileno. (Para evitar producir más desperdicio, por supuesto, puedes reutilizar este trozo de film transparente muchas veces). 

¿Sabías que los plátanos pertenecen a la especie de las bayas?

Tomates

Los tomates deben almacenarse en un recipiente en un lugar no demasiado cálido sin ninguna otra fruta o verdura. No se deben apilar uno encima del otro, de lo contrario, rápidamente tendrán marcas como si se hubieran golpeado. Desafortunadamente, los tomates pierden rápidamente su sabor en la nevera y pueden adquirir una textura harinosa indeseable.



Hortalizas de raíz

Las zanahorias necesitan un alto nivel de humedad, de lo contrario se pondrán rápidamente muy blandas. Lo mejor es guardarlas en una bolsa de plástico fina y perforada en el frigorífico, en la que también pones un trozo de papel de cocina para absorber la humedad. (Lo sé, queremos evitar las bolsas de plástico tanto como sea posible, pero puedes reutilizarlas para este propósito muchas veces). Si se almacenan así, las zanahorias se conservarán hasta dos semanas en la nevera. Lo mismo se aplica a otras hortalizas de raíz como el apio, la remolacha y los rábanos.



Judías

Al igual que las zanahorias, las judías frescas se pueden guardar en una bolsa de plástico en el frigorífico, en la que también se coloca un trozo de papel de cocina.


Guisantes

Los guisantes frescos deben consumirse lo antes posible. Duran muy poco tiempo.


Lechuga y verduras de hoja

La lechuga se debería guardar boca abajo en una bolsa de plástico en la nevera y dura hasta una semana. La humedad pasa por las hojas grandes y no entra en el interior la ensalada.



Aguacate

Un aguacate que no está maduro aún nunca debe guardarse en la nevera. Es mejor dejar que madure a temperatura ambiente (el etileno de las manzanas puede ser útil aquí).



Patatas

Las patatas se pueden almacenar durante mucho tiempo en un lugar oscuro y fresco. Yo las guardo en una caja de vino de madera con una tapa que coloco sin apretar. Se pueden cortar los pequeños brotes que salgan, pero si la patata tiene manchas verdes, ha producido la sustancia venenosa solanina y ya no se debe consumir.



Pepinos

Los pepinos deben consumirse relativamente rápido, ya que en realidad es demasiado frío en la nevera para ellos, pero demasiado caliente a temperatura ambiente. Lo mejor es envolverlos en un paño de cocina y guardarlos en el refrigerador para mantenerlos frescos.

Berenjena

Lo mismo se aplica a la berenjena que al pepino. Lo mejor es mantenerlas envueltas en un paño de cocina en el refrigerador, pero es importante consumirlas rápidamente.
 

Vegetales de col

El brócoli, la coliflor y otros tipos de col se pueden almacenar bien en la nevera, pero no junto a las peras y manzanas, ya que reaccionan fuertemente al etileno y por lo tanto se echan a perder más rápidamente.


Calabacín

El calabacín también debe comerse rápidamente. Para un almacenamiento más prolongado, guárdalo en un paño de cocina en el refrigerador.



Pimientos

El pimiento se puede guardar en la nevera en el cajón de verduras.



Hinojo

Se mantiene hasta 7 días suelto en una bolsa de plástico y en la nevera lejos de otras frutas y verduras.



Champiñones y otras setas

Son relativamente delicadas y se pueden conservar en la nevera durante unos tres días. Es fundamental sacarlas de la bandeja de plástico y guardarlas en un plato en la nevera.



Espárragos

Los espárragos deben comerse relativamente rápido, pero se pueden envolver en una toalla de cocina húmeda y guardar en la nevera durante hasta tres días.



Calabaza

Las calabazas no deberían guardarse en la nevera. Se pueden conservar en un lugar fresco y seco durante semanas.



Cebollas y ajo

Se pueden almacenar juntos en un lugar oscuro. Sin embargo, no junto con las patatas, ya que las cebollas hacen que germinen más rápido.



Hierbas frescas

Duran mejor si las pones en un jarrón o en un vaso grande de agua como flores. Antes de consumir, corta un poco la parte inferior y saca los tallos que ya se han marchitado.


Un refrigerador limpio

El requisito básico para frutas y verduras frescas es un refrigerador limpio. Debe limpiarse con regularidad, si es posible cada 3 meses, ya que de lo contrario se formarán gérmenes y bacterias que harán que los alimentos se echen a perder más rápidamente.


Asegúrate de comprar principalmente fruta y verduras locales y de temporada. Si el producto proviene del extranjero, ya ha recorrido un largo camino y es más probable que se eche a perder después de poco tiempo. Por no hablar del impacto ambiental que tiene un producto importado.


Las frutas y verduras deberían lavarse solo después de sacarlas del refrigerador para comer, de lo contrario, las posibilidades de formación de moho aumentan significativamente.


La lista de frutas y verduras mencionadas aquí, por supuesto, no está completa. Siempre es útil acercarse a los vendedores en el mercado y preguntarles cuál es la mejor manera de almacenar las frutas y verduras, ya que normalmente saben asesorarte muy bien.  

MARA // Burdeos

1 thought on “Food Storage Guide”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *